8 de marzo de 2018

Los fisiorunners volvemos al maratón de Barcelona

Pues sí! Este año los fisios volveremos a mezclarnos entre los maratonianos, y para nosotros eso es un lujo. Que son los fisiorunners? Fisioterapeutas colegiados que corremos el maratón mezclados entre los corredores para atenderles en caso de necesidad. Orientar ante los posibles problemas físicos que puedan aparecer. Analizar el problema, ver que opciones se le pueden ofrecer y que consecuencias puede comportarle el seguir en carrera, si es que las hay. En función de eso podemos aconsejar y en cualquier caso el corredor tendrá toda la información necesaria para tomar una decisión.  Acompañamos, animamos y observamos que no se produzca una situación de emergencia. En ese caso, si no hay asistencia sanitaria cerca, podemos dar la voz de alarma, activar los protocolos de actuación para emergencias, y ganar tiempo.


Desde mi experiencia del año pasado, creo que hicimos un gran trabajo. Salió muy bien y aunque siempre se puede mejorar, nos fuimos con la sensación de haber ayudado y ofrecido todo lo que teníamos y más, y con ganas de volver para dar un paso adelante y seguir mejorando la atención al atleta. La ilusión de todos los que participamos en la prueba piloto fue enorme. Realmente habían momentos en los que nos hubiéramos transformado en el increíble Hulk para cargar con corredores hasta meta, y con actitudes como esta, es difícil que la cosa salga mal.

Foto:  http://www.xavierballart.cat/
Lo cierto es que nosotros trabajaremos para dar la mejor de las atenciones, y después de lo vivido el año pasado creo que es importante que el corredor facilite las cosas. El dolor de piernas generalizado a partir del kilómetro 27-30 es normal y lo que le pasa a todo el mundo. Hasta las pestañas duelen. En estos casos pedir que te tiren spray indiscriminadamente y no querer ni pararse no tiene sentido, porque el spray no hace milagros, y porque nosotros no podemos hacer una valoración como merece el participante. Por vosotros, calma y paciencia, dejarnos hacer nuestro trabajo con tranquilidad y todos saldremos beneficiados.


Sobretodo, importante la hidratación, los geles y sales minerales. Todo está al alcance de todos los corredores, y prescindir de ellos es un error, que se puede pagar muy caro. Mucha cabeza, no hacer tonterías y disfrutad mucho de la carrera y del ambiente, por nuestra parte pondremos todos los medios para que así sea, y sobretodo, como una vez leí

CARRERAS HAY MUCHAS PERO CUERPO SOLO TENEMOS UNO

9 de febrero de 2018

Mitja Marató Colomenca

Meterse en una media maratón muy corto de entreno tiene su gracia. No porque sea gracioso, pero no deja ser un poco una caja de sorpresas. Ojo, ir muy corto de entreno es eso, ir corto de entreno, no quiere decir no ir entrenado, que eso es de ser un poco descerebrado. Yo llegaba en ese punto que sabía que podía hacer 21km sin problemas, a no ser que el ritmo me complicara la vida, pero todo es cuestión de cabeza. Si la cabeza va por delante del corazón, la situación está bajo control.
Calentamiento
La organización muy buena. Disponer de vestuarios para cambiarse es un lujo, y en un día frío más todavía. Llegar y poder ducharse... eso ya es el placer llevado al extremo. Además en el avituallamiento final tienes butifarra y refresco!!!! 

El recorrido muy bien marcado y con los puntos kilométricos señalizados. No tiene un perfil sencillo, ya que los primeros kilómetros son relativamente durillos, y el resto de carrera vas por un terreno rompepiernas, que pese a no ser nada incómodo, incluso me atrevería a decir, que si sabes correrlo es entretenido, pero no deja de romper el ritmo y la velocidad crucero.

La salida se daba puntual. Esperaba un ritmo mucho más relajado entre los del 21k, pero al parecer tenian ganas de guerra. Ya antes del km 1 iba solo. Nada lejos del grupo cabecero, pero solo. Iba en ese punto que esos 4 o 5 segundos más rápidos que llevaban ellos en algún tramo, para mi eran muy incomodos, y podían llevarme a la explosión prematura. Así me tiré hasta el km 3. Ahí vi que no se me iban, y pensé en entrar en cabeza. Tiré, y cuando ya estaba casi adentro me volví a dejar caer para poner mi ritmo. Ritmo controlado borriquero y tira millas. 

Llegado al km 8 se soltaba de la cabeza un corredor. Aflojé al llegar a su altura. Le pregunté si se volvía para meta, para volverme con él, pero él iba a tirar más tranquilo. Tiramos juntos un par de kilómetros, hablando de nuestras cosas y nuestras penurias. Hacía poco más de un año, él estaba ganando en la media de sant cugat, y yo haciendo segundo, y ahora nos encontrábamos persiguiendo sin opciones a nada y penando. Pero para uno las prioridades habían cambiado, y para otro las lesiones que lo han acompañado este año no han permitido llegar a un mejor punto de forma. Poco antes del km 10 me volvía a quedar solo. Otra vez ritmo. Me encontraba muy bien y cómodo. Sino hubiera sido por las molestias de la rodilla, que me hacían dudar bastante de poder llegar a meta entero, hubiera disfrutado mucho mucho de la segunda mitad de carrera. En tramos me acercaba al corredor que llevaba por delante. En otros se me iba un poco, volvía a entrar. Así hasta el kilómetro 20. Último kilómetro con viento de cara. Ahí ya me encontré justo. Pasando un poco de penuria para llegar a meta. Me tocó sufrir los últimos metros para que no me cazaran por detrás. 
Foto Carlos Sanchez
La verdad es que no me venía de una posición, pero cuando llevas toda la media solo, perder una posición en los últimos 300 metros no gusta. Al final 7º de la general con 1h 16 minutos 38 segundos.

15 de enero de 2018

El fiasco de la cursa dels Nassos

Por lo genereal el deporte es duro. Quitando a los 4 elegidos tipo Messi, el Peter Sagan de turno... el resto pican piedra, sufren, entrenan y se cuidan para ir todo el día persiguiendo y pasándo miserias. Ojo que los elegidos pasan también lo suyo, pero suelen ser los que más veces se llevan el gato al agua, y los que hacen que el resto persigan.
Con el amigo Jacques       Foto:Carlos Sanchez
Yo soy de los que pasan miserias y persiguen. Todo el día con el gancho. En épocas que entreno un poco mejor, voy a las carreras y sigo persiguiendo, más adelante, pero persiguiendo. Si suena la flauta igual gano una carrera. Pero 1 vez al año, tampoco es para fliparse. Partiendo de esta base, no es novedad, que un día vengan un poco peor dadas de lo normal, y toqué pasar un rato de miserias. El día que toca arrastrase como un caracol, se acepta y no pasa nada.

La salida de esta carrera esterrorífica. Que manera de estar apretados. No cabe ni una aguja. Salimos a la hora que tocaba, y eso parecia una nave espacial en el momento del despegue. La madre que los perió a todos, que VELOCIDAD!!!!!!! Primer kilómetro y ya me llevaban... que no sabia si las piernas eran mias o del vecino. Contentito me tenian. Pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde, y pensé que igual todo volvía a su sitio. Me metí en un grupo ya camino al kilómetro 2, y la velocidad de crucero era altísima. A momentos parecía que el motor funcionaba, y otras veces como si faltara potencia. Creo que el año que viene intentaré cambiar mi Honda por un Mercedes, a ver si así suena la flauta. De momento el Honda que llevo hacía aguas. Llegándo al kilómetro 4 me tocó levantar el pie o arriesgarme a una petada monumental. Puse mi ritmo alrededor de los 3:22-25 y hasta meta pensé. La cosa no iba mal, pasé la ya tradicional crisis del km 7 al 8, esa zona del poblenou mata a cualquiera, que cosa más sosa y aburrida, y ya encarando Diagonal tocaba remar agusto con un huracan de cola. Pues cuando tocaba empezar a volar, molestia muy incomoda en el isquio, la cintilla derecha con mucha incomodidad y al palco. Freno de mano, bajar ritmo y revoluciones del motor, y llegar como buenamente se podía. 
Llegada    Foto: Natasha
 34:25 y a casa con mal sabor de boca.  A veces toca la cara buena, otros dias la mala, pero lo importante es escucharse, ser prudente para correr muchos años, y que carreras si queremos hay cada fin de semana. 
Foto: running.es


22 de diciembre de 2017

Cursa Contra el Cancer: 2 general 5k

Primera edición, de una carrera con una gran finalidad, pero que organizativamente fue un desastre. Es una pena tener que decir esto, pero fue la realidad, y es una pena, porque puede haber corredores que viendo el panorama decidan no volver a una segunda edición. Ahora que han pasado dias y en frío, yo espero que la gente le de una segunda oportunidad a la carrera, por dos motivos. El primero y más importante es la causa, y el segundo es porque estoy convencido que si se repite mejorará. Si no fuera así, de alguna manera habremos aportado nuestro granito de arena, y ahí queda eso.

La carrera daba oportunidad de inscribirse en 3 distancias. Marcha, no competitiva y carreras de 5 y 10k. El escenario el mágnifico Forum, usado habitualmente por carreras nuevas sin vinculación a ningún barrio. El resultado, posiblemente con la excepción de UniRun, suele ser el mismo. Caótico. Un espacio muy muy abierto, con zonas de esplanada o zonas de paso extremedamente anchas, que obligan a poner vallas cada pocos metros y encintar mucho. 

Consecuencia, hacer esto en 5km, es un curro impresionante y a nivel económico debe tener su coste, y se intenta tirar de cintas (como fue el caso, que acabaron rotas antes de la salida de la primera de las carreras) o directamente de confiar que la gente seguirá a la manada que la cabeza de carrera guia. Al final esto da pie a que cada corredor tome el atajo o trazada que quiere y se desmadra la carrera. Dejando a lado el tema circuito, el 10k sufrió para correr con normalidad, pero los del 5k fue un desastre total. La culpa en este caso, no es de la asociación contra el cancer que da la cara, sino la empresa que contratan para montar el evento.

La zona de salida y llegada bien ubicada, con un buen avituallamiento a final de carrera. Guardarropa dentro de la normalidad, con alguna cosa a mejorar, pero aceptable, baños correctos y bolsa del corredor muy completa. De las mejores del año. 
Salida
Os explicaré el desastre del 5k. Saliamos a las 11am, 1h más tarde del 10k. Aproximadamente entre los metros 200 y 700 de carrera son los mismos que el final del 10k. Consecuencia de esto? Salimos muy rápidos y al girar la primera curva nos encontramos corriendo entre gente que camina o trota.
Primeros metros de carrera    Foto:Carlos Sanchez
Por suerte había espacios y más o menos el grupo guarda cierta normalidad con la ayuda de la moto. La carrera va con normalidad, en el km 1 el grupo se rompe, quedamos 3 en cabeza. Ritmo alto, pasando por una zona entre bancos, con algúnos cristales en el suelo de botellas rotas. Llegamos al km 2, seguimos 3 en cabeza. Llegamos a la zona abierta sin marcas que indiquen dirección del circuito, así que pegados a la moto y donde nos lleve. Al paso por el km 2,5 nos quedamos 2 en cabeza. Aguanté el tipo en las subidas, y en el llano y bajada intentaba dar un poco de gas, a ver si consiguía hueco, pero era imposible. Así llegamos al km 3,7 aproximadamente, y en una ligera subida las piernas ceden, y me quedo sin opción a victoria. Pierdo muchos metros en poco. En el llano me recupero, tiro con fuerza, ya no para cazar, que era inviable, pero si para acabar rápido y con buenas sensaciones, pero llegando al km 4,4 se acaba la carrera.
Foto:  Carlos Sánchez
 Una marea de gente caminando ocupa la totalidad de la carretera. Me quedé alucinado, habian dado la salida de la marxa 15 minutos después del 5k, justo cuando tenía que llegar la carrera. De golpe, me veo intentanto correr en medio de una multitud de gente. Ya vi que era imposible, así que pasé el tramo como pude, confiando que el tercero no iria en plan camicace entre la gente y me acabaría pasando. Al final segundo de la general, con un tiempo muy discreto.
Podium general
Viendo esto, una carrera puede tener pequeños fallos de organización, pero lo que queremos es competir agusto, y en estas condiciones es dificil e incómodo. Nose si había algo que impedía salir el 5 y el 10 juntos, pero con este panorama, parecía la mejor opción.

4 de diciembre de 2017

Jean Bouin: Mejor de lo esperado

Después de 3 carreras de tanteo, buscando sensaciones, y sobretodo, kilómetros de calidad, llegaba el momento de empezar a entrar en carrera. Abandonar la zona de confort, para encontrarse con momentos de sufrimiento, de aguantar el dolor de patas, de mentalizarse que hay que pasar el minuto malo, de apretar dientes y aguantar el tipo en ese grupo que te está sacando de punto... Todas esas cosas, que por alguna extraña razón, nos gustan. Ese amor odio tan extraño que produce el sufrimiento en carrera.
Team Fisio Monasterio
Llegaba a la carrera después de 3 semanas de entrenos normales. Siempre entre los 30 y 35 kilómetros semanales. Entrenos sin exprimirme demasiado, buscando básicamente hacer un poco de base. Con el paso de las semanas me iba encontrando cómodo, y sobretodo con la sensación de estar asimilando muy bien las salidas.Viendo esta evolución, ya tocaba empezar a sufrir compitiendo.
Entreno Castell de Montjüic
La carrera de la Jean Bouin, como pasa cada año, tiene una salida caótica. El cajón 1 es como una caja de zapatos. No puedo entender como cada año cometen el mismo error. Realmente es miniatura el cajón, hasta el punto en el que los últimos corredores no pueden ni acceder. Y los que lo han hecho, se quedan fuera de la vertical del arco de salida, por lo que tienen que incorporarse por la derecha con muchas dificultados. De verdad es tan difícil agrandar 5 metros o 10 el cajón? A ver si hay suerte, y llega el año en el que milagrosamente, los corredores puedan salir con normalidad.

El día amanecía fresco, pero con unas temperaturas en las que se puede correr bien. La salida caótica. Entre los cohetes del 5k, los del 10k, y cajón pequeño... de locura!! Ya en la recta de salida la velocidad era altísima. Gente pasándote por todos lados. Una marea de corredores por delante que daba miedo. La carrera iba avanzando. Al paso por el km 1, no miré ni el reloj, iba corriendo en medio de un pelotón gigante. 
Paso por el km 1    Foto: blogmaldito.com
No íbamos despacio, pero la gente está más fuerte que el vinagre. En la Gran Vía, poco a poco se iban abriendo huecos. Parecía que se hacían grupitos, pero poca cosa. Ya llegando a plaza Universitat, me ponía a tirar del grupito donde iba. Se estaban abriendo metros entre corredores, y ya se podía dar la cara. A partir del km 3 empecé a correr cómodo. Ahí ya puse mi ritmo, y tira millas. 
km 4,5    Foto: jose bonilla
Por suerte al paso por el km 5 se aclaró la carrera. Mucha de la gente que llevábamos por delante, se desviaban hacia el 5k, y en el recorrido del 10k no se veía tanta gente. Ahora si estaban muy bien definidos los grupos. Entré con mi compañero Albert en el km 6, y me fui hacia adelante. A pie de Paral.lel llegué a otro grupo. Tal y como llegué me quede. De juvenil total o GLOBERACO! Marcheta, ir recuperando, pasando el minuto malo, y volver a la carga. Pasé la crisis y volví a entrar en el grupo, y pasé. Tiré con ganas dentro del último kilómetro. 
Km 8,5
Encaré calle Lleida con fuerza, buscando el descansillo para el esfuerzo final, pero me equivoqué. El final era diferente al año que yo la corrí. No había descansillo. Tocaba subir bastante más arriba. Pues nada, a sufrir y rezar para poder llegar hasta arriba. Efectivamente, no llegué. A 50 metros para coronar pegué una explosión... yo creo que hice hasta en boquete en el asfalto. Me quedé clavado como con cemento. Me pasaron unos 8 corredores que venían juntos de un plumazo. Bajé como pude, e hice la última recta bastante fuerte, porque no tenía ganas de perder muchas más posiciones. Finalmente posición 42, creo y un tiempo de 34:44 que doy por buenísimo.


3 carreras mismo objetivo (La importancia de la base)

Esta temporada está siendo muy rara. Demasiados parones, que no permiten tener la regularidad necesaria, para alcanzar un nivel competitivo decente. Después del maratón de Florencia (Noviembre), entre una tontería y otra me tiré casi hasta Mayo sin poder competir. Volví con cierta calma, pero con bastante ansia de ser un poco competitivo, y a la que pude estaba machacándome a tope en carreras de 5k. Aguanté el tipo de mayo hasta agosto, no para hacer muchos kilómetros, pero sí para hacer entrenos con algo de calidad para competir con ciertas garantías. Pasé un agosto tranquilo, aunque seguía sin entrenar cómodo, pero iba cogiendo ritmo. Septiembre empezaba con victoria en la cursa de la Vinya, y la 2ª posición en el 5k de Poblenou. Después de Poblenou, parón por unas molestias en el tibial posterior, y hasta noviembre sin hacer prácticamente nada.
Cross de Sants     Foto: Carlos Sanchez
Viendo el panorama, tocaba empezar con algo más de calma. Renuncié a la Behobia y me inscribí a carreras de 10 km, de las que últimamente evitaba, pero que ahora veo como una buena oportunidad para sumar kilómetros de calidad, sino te exprimes al 100%. Así ha sido mi noviembre, 3 carreras de 10km y una urban trail de 12km. En 3 de ellas mismo objetivo, sumar kilómetros de calidad, y aprovechar la semana para hacer rodajes suaves o alegres, pero en ningún caso buscar intensidad excesiva. Se que a unos les parecerá bien, otros quizás prefieren otros métodos, pero como yo me lo monto todo y así me voy sintiendo cómodo, pues a funcionar de esta manera.
Cursa Running 1900
Las 3 primeras carreras del mes fueron: Cross de Sants (35:33 pero era corta), Cursa 1900 (36:45) y Urban Trail de 12km (46:57). Todas con el mismo planteamiento. Salida rápida pero controlando ritmo. Buscar el punto de sufrimiento justo que permite correr "cómodo" y llegar al final manteniendo la dignidad. En Sants, que llevaba tiempo sin correr, me encontré muy cómodo, y quizás en algún momento fui un poco por encima del ritmo que me tocaba, pero no empecé a sufrir hasta el kilómetro 7,5 u 8 y es cierto que el último kilómetro me exprimí y llegué a meta bastante cargado muscularmente. Con la referencia de Sants salí a la cursa 1900, donde busqué un poco más de comodidad de inicio, y hacer un segundo 5k más rápido. Llegué a meta bien y más entero que en Sants. La urban trail mismo planteamiento. 2 kilómetros de tanteo, 8 kilómetros de sufrir un poco y 2 para no llegar muerto a meta y recuperar un poco el tipo.
Urban Trail Sota Ponts     Foto: blogmaldito.com
Viendo que la evolución había sido positiva, ya tocaba pensar en empezar a buscar sensaciones de carrera. De las de sufrir un rato más largo, y que en muchos tramos de carrera no te dejan ir cómodo. Lo que vendría a ser, pasar un rato de tortura, y este rato de tortura tocó en la Jean Bouin, que os contaré en la siguiente entrada que tal fue.

25 de octubre de 2017

Correr con ganas y sin cabeza (Cursa Poblenou)

El mes de septiembre, que debía presentarse como un gran mes, donde cargar kilómetros, y empezar a correr con mucha alegría, se convirtió en un mes, en el que al final acabé sumando poco más de 30 kilómetros. Aumentó un poco la molestia en la fascia del pie izquierdo, y quise ir controlándola antes de que me dejara demasiado tiempo KO.
La carrera del poblenou, es de estas que ves que los organizadores trabajan para ofrecerle al corredor, algo más de lo normal. Una bolsa del corredor bastante decente, y un avituallamiento post carrera super completo; con helados, yogures, butifarra, bebidas... todo un lujo. También hay un sorteo con productos al finalizar la carrera, en el que ningún corredor del 5k fue afortunado. No nos sonrió la suerte a los baguetes.

Este año, nos tocó salir antes que en ediciones anteriores. Buena decisión, ya que siempre tocaba correr con temperaturas altitas e incómodas.  El empezar tan pronto, hizo que saliera un buen día para exprimirse.

Foto jjvico
 Tomabamos la salida bastante puntuales, y con ganas de ver que tal era el nuevo circuito y que tal les funcionaba el invento de añadir un 5k. Os adelanto, que para mi gusto, el 5k está muy acertado. El 10K, no se si debe hacerse más ameno que con el trazado antiguo, en cualquier caso si no se empeoran las cosas, y la intención es buena, me parece genial cualquier cambio. 

Salida alegre, en la que rápidamente se dintanciaba Juanma, el que sería el ganador del 10k. Por detrás grupo grande persiguiendo. Aproximadamente unos 8-10 corredores, que se irian perdiendo por el camino. Al paso por el km 1, intenté tirar un poco del grupo. Por 2 motivos. Uno para ver si reducía un poco el grupo y ver si conseguía incomodar a los corredores del 5k, y el segundo, porque no me gusta nada correr un 5k y dejarme arrastrar por corredores del 10K, sin pegar palo al agua. Aguanté el tiron unos 500 metros y volví a resguardarme. Las sensaciones no eran malas. No iba sobrado, pero parecía que tenía más, hecho que me hacía ser optimista.
km 2,7     Foto: jjvico
Aguanté hasta pasado el km 3 y volví a tirar. Esta vez con más decisión. Se pegaron a mi bien los corredores fuertes del 10k, que por desgracia arrastraron al otro corredor que me iba a disputar el 5k. Ya no paré en mi intento, seguí tirando. Ya cada uno venía haciendo su guerra y en el desvio del 5k y 10k, km 4, llegué 1º con el segundo pisándome los talones. Intenté volver a cambiar, sabiendo que había gastado demasiado en este último tramo con viento de cara. Error mio, pero ya no podía parar. Si aguantaba bien, y sino al palco.
Foto jjvico
 Tiré como cuando se ataca en la bici. Arrancas y esperas que el rival se siente como signo de explosión, debilidad... Y eso hice. No cedió nada, él hizo un muy buen final, y a mi me tocó conformarme con la 2ª segunda posición y un tiempo discreto de 16:41. 

Asimilando la derrota   Foto jj vico
En caliente da rabia equivocarse tácticamente, sobretodo porque estaba muy claro que podía pringar. Y no estaba mal físicamente, pero sino eres muy superior al resto, estos excesos pasan factura. En frío, me doy cuenta que me gusta correr así. Dando la cara y al ataque, dentro de mis posibilidades. Así que a seguir corriendo así y disfrutando con esta mentalidad. Si fuera una olimpiada o un mundial, tonterias las justas, pero carreras como estas a jugar y llegar hasta donde se pueda.

Después de esta carrera me he pegado 7 semanas sin ponerme unas bambas. Un pequeño problema en el tendón del tibial posterior y la fasciame han hecho ser prudente y esta semana volveré con calma en el cross de sants, eso siempre y cuando el mundo siga en su sitio, o Cataluña no esté a la deriva por el espacio, o el PP decida no intervenir también las carreras populares, que al paso que vamos, yo ya no descarto nada. Así que a entrenar, que nunca se sabe delante de quien os tocará correr jejejejeje